• El Aloe Vera ayuda a tu salud

    El Aloe Vera ayuda a tu salud

    El Aloe Vera es una planta milenaria que desde la Antigüedad ha estado demandada como gran aliada para la salud de la piel y del organismo. En documentos del Antiguo Egipto, el Aloe Vera figuraba como una planta milagrosa, gracias a las múltiples propiedades que contiene la pulpa fresca de sus hojas.

    Desde hace siglos, el Aloe Vera ha sido usado como remedio natural de belleza, y como medicina para tratar la fiebre, infecciones, quemaduras, dolencias estomacales, patologías de la dermis, cicatrices, rojeces, inflamaciones, picaduras de insectos y como analgésico y desinfectante.

    El jugo de Aloe Vera, contiene vitaminas como A, C, E, ácido fólico, colina, B1, B2, B3, B6 e incluso vitamina B12.

    Además, la pulpa fresca contiene hasta 20 tipos de minerales, como calcio, magnesio, zinc, cromo, selenio, sodio, hierro, potasio, cobre, manganeso, entre otros.

    Una de las claves del Aloe Vera como planta líder en cosmética y nutrición natural es su gran contenido en aminoácidos, que conforman las proteínas, y de los que el aloe reúne 18 de los 20 considerados esenciales para el cuerpo humano. Además, el jugo de sus hojas contiene ácidos grasos, tres esteroles vegetales – HCL que ayudan al equilibrio de las grasas en la sangre y el control del colesterol, así como campesterol y B-sitosterol, que minimizan las molestias de las alergias y favorecen la indigestión.

    Otros de los ácidos que se encuentran en la composición de su pulpa son linoleico, linolénico, mirístico, caprílico, oleico y palmítico.

    El Aloe Vera ayuda a la digestión, elimina el estreñimiento y favorece el tránsito, elimina bacterias del organismo y limpia y calma el tracto digestivo. Es eficaz para tratar infecciones, inflamaciones, úlceras y dolencias estomacales e intestinales, y un gran aliado para regular el colesterol, el azúcar en sangre y el exceso de químicos en el organismo que provoca, por ejemplo, los tratamientos farmacológicos.

    Su uso para la piel es ampliamente conocido, ya que desinfecta, purifica, calma y fomenta la regeneración celular y el equilibrio de la piel. Gracias a su composición, en una gran parte de agua, fomenta una hidratación profunda de la dermis, equilibra los niveles de grasa en los poros, y nutre en profundidad gracias a sus más de 200 componentes activos entre vitaminas, minerales, aminoácidos, enzimas, polisacáridos y ácidos grasos.

Comparte esta noticia en tus redes